La seguridad y el alumbrado público

925 25 34 06
La seguridad y el alumbrado público

El alumbrado público en Toledo ha sido uno de los grandes avances de los últimos dos siglos. Desde el descubrimiento de la electricidad y la bombilla, su uso en el exterior de las viviendas para iluminar las calles supuso uno de los más importantes progresos para garantizar la seguridad ciudadana. Antes, también había faroles con lámparas con velas o de aceite, en algunas zonas más importantes, así como era habitual que las personas que tenían que salir por la noche utilizaran uno de estos faroles como si se tratase de una linterna y evitar todo tipo de asaltos y ladrones, muy habituales a altas horas de la noche.

El alumbrado público en Toledo hizo ganar en seguridad a todos los transeúntes que paseaban o tenían que salir por alguna cuestión una vez que había oscurecido. Ya no se debía temer que a la vuelta de cada esquina hubiera un potencial asaltante y nos permitía, en el caso de que así fuera, identificarlo para poder denunciarlo a las autoridades. La iluminación callejera supuso también un punto de inflexión en todo tipo de negocios y en los horarios de los mismos. Se dejó de depender de la luz del sol y se consiguió alargar la duración de la vida cotidiana, haciendo también que nos acostasemos más tarde.

En la actualidad, empresas como Casa Álvarez, S.A. siguen ofreciendo servicios de alumbrado público a aquellas instituciones públicas que así lo requieren para la iluminación de nuevas calles y zonas donde aún no se han instalado este sistema.